Premio Especial del Jurado para la mejora de la seguridad de medicamentos

18/11/2019

Dra. Guadalupe Piñeiro

A la cuarta edición del Premio Sham han concurrido un total de 59 proyectos de una altísima calidad. Como ya viene siendo habitual, desde la segunda convocatoria de este galardón, Sham ha decidido otorgar un Premio Especial del Jurado, dotado con 4.000 €. En esta ocasión, este reconocimiento ha sido para el trabajo del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (CHUVI) titulado “Mejora en la seguridad de medicamentos: impactos de una estrategia global de prevención y gestión de riesgos”.

Este proyecto surgió tras la inauguración en 2015 del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, que presta asistencia sanitaria a más de 600.000 habitantes, lo que creó un escenario de alta complejidad y una necesidad de implantación de medidas en la gestión de la seguridad. Sobre él hablamos con la Dra. Guadalupe Piñeiro Corrales, jefe de Servicio de Farmacia Hospitalaria del CHUVI.

  • ¿Cómo surgió el proyecto y cuál fue la principal motivación o necesidad para ponerlo en marcha?

En el 2015 se inaugura el nuevo hospital de Vigo, el Hospital Álvaro Cunqueiro. La puesta en marcha y funcionamiento de los servicios sanitarios en el nuevo hospital con unas 1.200 camas de hospitalización repartidas en 24 unidades de enfermería, 3 unidades de reanimación y 2 unidades de cuidados intensivos crearon un escenario de alta complejidad y una necesidad de  implantación de medidas en la gestión de la seguridad.

El objetivo del proyecto es mejorar la utilización de los medicamentos de alto riesgo (MAR), la gestión de estocajes de medicación en las unidades de hospitalización y los criterios de organización e identificación, así como contar con un protocolo de manejo de los medicamentos peligrosos por parte de los profesionales sanitarios. Para abordar estas cuestiones se puso en marcha una estrategia global de mejora de la seguridad en la utilización de los medicamentos en el ámbito hospitalario. Por un lado, trabajamos en la mejora del conocimiento y la formación de los profesionales en torno al manejo de los medicamentos de alto riesgo. Por otro, establecimos un procedimiento y formamos a los profesionales en relación al manejo de medicamentos peligrosos. Y, por último, diseñamos, implantamos y evaluamos un modelo corporativo de almacenaje de medicación de las unidades de hospitalización basado en herramientas LEAN.

  • En el desarrollo del proyecto han participado profesionales de diferentes disciplinas, en un equipo multidisciplinar. ¿Qué supuso eso para el desarrollo del proyecto? ¿Qué aportó esa perspectiva multidisciplinar, tanto en la fase de diseño del proyecto como en su implementación?

El proyecto consolida al equipo de mejora e innovación del Servicio de Farmacia, compuesto por farmacéuticos y profesionales del Área de Calidad e Innovación de la EOXI de Vigo, compuesto por gestores de calidad e innovación y profesionales pertenecientes a enfermería. Además de este núcleo central gestor, se suman como servicios de asesoramiento y apoyo, otros servicios como Medicina Preventiva y Salud Laboral, además de los profesionales pertenecientes a cada especialidad (supervisión y jefaturas de servicio).

El enfoque multidisciplinar en la gestión de proyectos es fundamental, la utilización de metodologías de gestión de proyectos y mejora de procesos de forma transversal a todo el ciclo de vida del proyecto, el conocimiento y saber hacer específico de los profesionales de farmacia y de las diferentes especialidades aportando su conocimiento científico-técnico, así como el asesoramiento y apoyo del Servicio de Medicina Preventiva e Informática, es imprescindible para que el proyecto llegue a tener el éxito e impacto esperado.

Por otro lado, destacar como elemento clave, el equipo multidisciplinar interpretado desde un punto de vista de los diferentes niveles de autoridad. Integrar en todas las fases del proyecto a todas las categorías jerárquicas de la organización, desde la dirección hasta los profesionales de las unidades pasando por los mandos intermedios, cuestión que en el proyecto hemos tenido muy presente desde el inicio hasta el final.

  • El proyecto se basó en la utilización de la herramienta LEAN Healthcare. ¿Cuál fue la principal aportación de esta herramienta para la mejora de la seguridad del paciente y la gestión de riesgos?

Del abanico y multitud de posibilidades que nos ofrece LEAN Healthcare, las herramientas más utilizadas son la estandarización del proceso y elementos, matriz de priorización, la gestión visual, el establecimiento de poka yokes de proceso y la identificación de valor y despilfarro del estocaje de la medicación.

Todos estos elementos contribuyen de una forma directa en la mejora de la gestión del riesgo, sobre todo, en el momento en que los profesionales interactúan con la medicación almacenada en las unidades. La mejora de la gestión del riesgo en esta interacción se determina en la seguridad y en la facilidad del profesional a la hora de acceder a la medicación. Con estas dimensiones (seguridad-facilidad en el acceso a la medicación), estás actuando de forma indirecta en la seguridad del paciente, ya que este aumento en la gestión del riesgo, establece barreras que minimizan los errores de los profesionales.

  • La implementación del proyecto ya ha ofrecido resultados positivos en términos de mejora en la seguridad del paciente. ¿Cuáles son los siguientes desafíos y retos a los que se enfrentan para continuar mejorando la gestión de riesgos?

Este proyecto refuerza y consolida la estrategia de innovación y mejora del Servicio de Farmacia ya iniciada hace años y centrada en diferentes líneas de trabajo como la seguridad de pacientes, la coordinación y continuidad asistencial entre niveles (Primaria y Hospitalaria), las e-consultas, el paciente polimedicado, etcétera.

De manera concreta la situación actual del proyecto es continuar la implantación del modelo corporativo de almacenaje de medicación en las unidades de hospitalización del Hospital Meixoeiro, tras disponer de los mapas de riesgo de los medicamentos de alto riesgo y peligrosos con todas las unidades de hospitalización del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo.

El siguiente reto sería escalar y diversificar la formación e información sobre los MAR y el modelo a los centros socio-sanitarios dependientes del Servicio de Farmacia del CHUVI y centros de atención primaria, aunando nuestros proyectos de seguridad y continuidad asistencial en el área sanitaria.

Otro desafío es mantener y evaluar de forma continuada los objetivos alcanzados y las medidas implantadas. Para ello se han planificado auditorias anuales de seguridad que permitirán supervisar y controlar los desvíos y necesidades de mejora del modelo.

  • Como parte del Servicio Gallego de Salud: ¿Han compartido la experiencia con otros hospitales o áreas de gestión? ¿Se está replicando esta experiencia en otros hospitales o está previsto hacerlo?

Parte de nuestro modelo y metodología se está intentando aplicar en otro Complejo Hospitalario de la red del SERGAS.

Consideramos que es este modelo es replicable y escalable a cualquier hospital del Sistema Nacional de Salud.

  • Si tuvieran que elegir los tres principales aprendizajes que deja este proyecto en términos de buena práctica en la mejora de la seguridad del paciente, ¿Cuáles son?
  1. Utilizar metodología de gestión de proyectos e innovación, con la implicación real y efectiva de la dirección del Hospital.
  2. Trabajar en el Gemba (lugar dónde suceden las cosas).
  3. Compromiso, implicación y actitud proactiva por parte de todos los profesionales con los objetivos del proyecto.
  • ¿Qué significa para su equipo haber recibido el Premio Especial del Jurado del IV Premio Sham?

Pone en valor y consolida el equipo de trabajo de mejora e innovación del Servicio de Farmacia y sobre todo refuerza una de las líneas de trabajo esenciales en nuestro día a día que es la gestión del riesgo.

Reafirma la dirección correcta de nuestros proyectos de innovación y mejora y su impacto en la gestión hospitalaria ya que es el segundo reconocimiento a nivel nacional en esta línea de trabajo de la gestión del riesgo sanitario en los últimos años.

Por último, supone un impulso para seguir trabajando y continuar con esta línea y, sobre todo, con este enfoque en la gestión de los proyectos.